Persianas


Las persianas de ventana te permiten controlar la luz del sol, el sombreado, la ventilación y la privacidad en una habitación. La mayoría de las persianas tienen listones (también llamados lamas o paneles) que puedes abrir y cerrar. Los tipos de persianas de ventanas pueden ser de metal, madera, plástico, tela o materiales manufacturados, como madera falsa.

Existen de diversos tipos:

  • Las persianas enrollables se pueden instalar para utilizarlas manualmente o podemos elegir la opción de motorizarlas.

  • Su fabricación es la misma en ambos casos montadas en una pieza compacta para dotarlas de una estanquidad y aislamiento térmico y acústico, compuestas por lamas y cajón de aluminio con aislante proyectado de última generación.

    En las persianas enrollables también podemos tener la opción de poder instalar una mosquitera en el mismo compacto sin interrumpir su perfecta funcionalidad.

    Una de las ventajas de este tipo de persianas se basa en que cuenta con la posibilidad de poder regular la cantidad de luz que atraviese las ventanas. El mercado ofrece una amplia gama de colores, La anchura de lamas de las venecianas también son opcionales, pueden ser de 16 mm de 25 mm 35 mm y de 50 milímetros.

  • Las persianas venecianas tienen lamas superpuestas horizontales, que se unen entre sí con tiras de tela o cuerdas que te permiten subir y bajar las persianas. Las lamas pueden girar casi 180°, lo que te permite ajustar las persianas para dejar entrar la cantidad de luz que desees o para cerrarlas completamente.

  • Las persianas verticales tienen listones verticales que giran. Estas persianas también pueden ser llamadas persianas de riel, debido a que los listones se mueven hacia adelante y hacia atrás en un riel.

  • Las persianas de panel son persianas de tipo vertical con lumbreras (paneles) muy grandes, las cuales no giran en la forma en que la que lo hacen las persianas verticales. Los paneles solamente se deslizan sobre un riel a la posición deseada.

  • Las persianas romanas son persianas de tela de una sola pieza, las cuales puedes subir o bajar. Estas persianas están completamente planas cuando se bajan y se pliegan suavemente cuando las levantas. Una variación de las persianas romanas son las persianas de tela con pliegues permanentes.

  • Las persianas austriacas están generalmente hechas de tela ligera de cortina. Estas persianas tienen cuerdas fijadas en la parte posterior, las cuales tiran de la persiana desde la parte inferior para darle una apariencia fruncida en patrones repetitivos, como volantes, vieiras o pétalos.

  • Las persianas londinenses son una mezcla entre las persianas romanas y las austriacas. La llenura en la parte superior de las persianas londinenses se logra con pliegues en lugar de frunces. Subes y bajas la persiana con cuerdas detrás que le da a las persianas londinenses un efecto más suave que los dobleces rectos de una persiana romana.

Materiales

  • Aluminio
  • Cristal
  • Forja y Hierro
  • Pvc